´

7/11/11

El olvido por decreto

Olvidar algo a la fuerza es una pretensión tan absurda. Como si te quisieran convencer de que no tienes hambre mientras sientes tronar tu estómago. Como cuando te piden que actúes con naturalidad y lo único que consigues es perder la noción de dónde poner las manos. Como cuando un ginecólogo se te acerca con un pinza del tamaño de una tijera de podar y te dice “no te asustes”. Como cuando te advierten “no mires, no mires… a tu izquierda hay un flaco desnudo con un florero en las pelotas”. (Te dije que no miraras). Es imposible. Los reflejos son por definición mucho más eficientes que la razón, torpes, desconfiados y, ante todo, sumamente indisciplinados.

Por ejemplo, hay que abandonar un recuerdo mucho mucho, urgente. Ya. Esa es la decisión racional, la búsqueda deliberada de una emoción lógica. Pero es todo lo que necesita el instinto (¿o el inconsciente? no sé, yo no hablo Freud) para enviar una contraorden y activar en el pensamiento la reacción opuesta. Comienza entonces un desesperado combate contra el olvido impuesto por decreto, como el que libran Jim Carrey y Kate Winslet en Eternal Sunshine of the Spotless Mind, uno de los cuentos de amor más lindos de Hollywood. La película tiene una premisa delirante, pero en el fondo muy simple: basta que nos exijan que desarraiguemos una experiencia para que le crezcan raíces hasta China. Si el mandato es vaciar la memoria, es porque algo debe permanecer. Funciona en la política, en la Historia y en lo emocional. Al menos así lo entiende la intuición. Por eso el Olvido es un bichito desobediente, que germina si le da la gana, se reproduce por generación espontánea, se instala donde se le antoja y muere cuando lo mencionan. Sólo en una cosa es predecible: si le piden que aparezca, corre aterrorizado a ocultarse bajo la cama, aferrándose como una garrapata al recuerdo que se niega a destruir. 


16 comentarios:

Anónimo dijo...

ah, el olvido, bicho desobediente
Alejandro

Nirazid dijo...

Este texto me recuerda tanto algo que debo olvidar... y a veces creo que jamás podré...

alcira dijo...

Simplemente genial. el olvido, ese bicho mal parido!!.y hace que cuando me olvido me acuerdo y me siento aturdido.

Anónimo dijo...

Si será desobediente el granuja! Me obligaban a recordar, y yo dale olvidar. Resultado, me acuerdo mucho de los que me obligaban, me acuerdo de mis amigos, pero me olvido de sus nombres!!! Hice cultura del olvido de nombres, qué tal?
Sonia

ednaleah2 dijo...

Hola Leila..... Caramba que yo estoy pasando por eso. Hace meses que me dijeron, olvidame!!!!!!
Creeras que he podido, ni por la p... madre, es tan acertado como eso que dices... echó raices hasta la china y te digo ni la muralla las pueden detener.
Muy cirto todo lo que escribes.. aunque te digo: como duele.

Anónimo dijo...

Lo tuyo es MAGISTRAL, me ha encantado.-Compre tu libro Nosotros los impostores al azar y realmente me enganche con ´el y el siguiente.-
Tu manera de plantear las diversas situaciones es tan real y estimulante que deseo que esto continue pues es realmente barbaro.-

Victor dijo...

Hola Lei...¿cómo dijiste que te llamabas? Debo haberlo olvidado...
No, de eso no, una vez más encantado de tus palabras, esa tu cabecita ahhhh...
Bueno, muchos saludos y éxitos!!

Muy bueno, muy bueno...

gustavomendoza dijo...

Leila ,tenes mucha razón. Tratar de olvidar a la fuerza es como vencer el insomnio contando ovejas imaginarias.  El no poder recordar al igual que tratar de olvidar  son asuntos desgraciados. Pero creo que duele muchísimo mas tratar de sacarte de la mente un hecho, un pensamiento, casi siempre cosas desagradables, futuros eventos por enfrentar, miedos. Si el inconsciente es la loca de la casa, donde no manda la voluntad ni el deseo. Es el descubrimiento mas desconcertante de Freud, el subconciente es un pozo oscuro que saca cosas a la superficie a su antojo y al que podemos acercarnos en los sueños o atraves de razonar lo irreal. Es por ello nunca podremos conocernos verdaderamente. "Es mas romántico vale" , ojala  y no se equivoque  Freud ( o mi Yo mesmooo, como dicen en la patria de Bolívar  ) Lo olvidado dicen pasa a ese lado no  conciente. El olvido esta lleno de recuerdos decía Benedetti. Ah! La película que nombraste es excelente, no se porque  me hace recordar la de Wim Wenders " "Until the end... Mmmmm
Ves ya lo olvide! Que rabia!

Ineta dijo...

"I can't forget/I can't forget/I can't forget/But I don't remember what" - Leonard Cohen

experienceparoles dijo...

Excelente. Tienes un estilo muy atrapante al escribir y tocas temas con los que fácilmente se identifica el lector.

Felicitaciones!

Betina Barrios Ayala.-

Leila Macor dijo...

Gracias gente :) Igual el olvido llega, poquito a poco. Cuestión de sentarse a esperar.

Anónimo dijo...

el olvido deberia ser tan facil como quitarse una mancha del pantalon... lamentablemente hay manchas que ya no se pueden quitar...
ahora mismo creo que tengo ese tipo de mancha que no puedo quitar ,menos olvidar...hace ya tanto

Aleiz dijo...

Basta que quieras quitarte algo o alguien de la cabeza, para que no deje de rondarte; de la misma manera, que cuando te dejes la lista del super en casa, compraras cualquier cosa, menos lo que realmente necesitabas; Murphy, de toda la vida !!

Juan Fernando Covarrubias dijo...

El olvido es como la distancia cuando alguien parte: una eterna trampa....

Juan Fernando Covarrubias dijo...

El olvido es como la distancia cuando alguien parte: una eterna trampa....

Oskar Glauber dijo...


I do accept as true with all of the concepts you've presented on your post. They're very convincing and can definitely work. Still, the posts are very brief for novices. May you please extend them a bit from subsequent time? Thanks for the post. capital one login