´

24/7/10

El Gobernador de Plátanoalto


El Gobernador de Plátanoalto era muy enamoradizo. Yo era su secretaria, pero nunca se enamoró de mí porque yo no era su estilo. Soy delgada y mi mirada divaga, me tropiezo con las paredes y me hago zancadillas con mis propios pies. Al Señor Gobernador le gustaban gorditas y decididas, con los ojos como flechas. 

Plátanoalto era un Estado al sur de la República Confederada de Las Bananas. El Estado de Plátanoalto era importante porque allí se concentraba toda la producción agrícola del país y Las Bananas era un país agrícola. Producía plátanos, no bananas. El plátano era como una banana pero más grande y se comía frito. 

Ya nada de eso existe. Los plátanos no se producen más y de todos modos no hay nadie para comerlos. 


19/7/10

Ya salió "Nosotros los impostores"




Estoy feliz de contarles que mi segundo libro ya nació. Nosotros los impostores es una selección de textos de este blog, más algunas notas publicadas en Observa, más algo de material inédito, todo revisado y reordenado temáticamente. En este libro, como podrán imaginar los lectores de Escribir para qué, hablo de las pequeñas ridiculeces de la vida cotidiana y me burlo principalmente de mí (para regocijo de los que me odiaron por el libro anterior, Lamentablemente estamos bien). En fin, son textos cortos, de no ficción, la mayoría humorísticos, otros no, sobre todos nosotros, los impostores.


Nosotros los impostores ya está en librerías en Uruguay. Y en la eventualidad de que algún desorientado quiera comprarlo desde el exterior, podrá hacerlo a través de la Librería Argumento, especializada en la venta on line de libros uruguayos.

Y gracias por seguir aquí.