´

10/4/09

Dos más dos es cinco

El dramaturgo alemán Bertolt Brecht estaba tan harto de ser criticado o aplaudido por recursos teatrales que nunca había intentado, que escribió en una carta: “Me siento como un matemático a quien alguien le dice, estimado señor, coincido con usted en que dos más dos es igual a cinco”.

Puedo decir con gran entusiasmo que tengo algo en común con Bertolt Brecht, y es esa capacidad de que gente que no me entiende para nada esté de acuerdo conmigo en algo que no estoy diciendo. Calquier intento de reivindicar lo que realmente quise decir es estéril. Casi siempre me rindo por pereza, porque al fin de cuentas por qué negarle a un fanático de la concordancia la satisfacción de estar de acuerdo, o a un fanático de la discordancia, el placer de discrepar. Total, se sabe que no importa demasiado quién habla ni lo que dice, sino quién percibe y lo que interpreta. Tenemos un discurso interno que vamos aplicando sobre lo que vemos, leemos o escuchamos, así como la encargada de una tienda viste a un maniquí que jamás podrá manifestarse en contra. Hasta sorprende que, cuando uno pide papas en el almacén, el comerciante en efecto ponga papas en la balanza. Dos más dos es cinco, estimado Bertolt. Tenía usted razón.

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. O en desacuerdo. No se, qué quisiste decir? ;)

Prometeo dijo...

Lo ha expresado usted muy bien. Percibo lo mismo. Los esquemas, las plantillas y demás traspiés mentales.

Interesantisimo su blog. Gracias.

Saludos.

La Tilde Perdida dijo...

En ese afán de afirmar lo que uno no entiende, una amiga mía, ante una conversación sobre un señor ilustrísimo perteneciente al Humanismo español, dijo que sí, que él vivía en la calle de su abuela y ella debía conocerlo. El problema es que él murió quinientos años antes.

carla dijo...

Te doy la razón?, no sé, puede...estoy de acuerdo o discrepo? no sé si meteré la pata..

Cecilieaux dijo...

Muy Lacaniano eso de quien percibe o interpreta frente a quien habla o que dice. ¿Será cierto?

Leila Macor dijo...

Sí, es re Lacan. También Foucault cuenta no me acuerdo dónde que un día conoció a un hombre fascinado por algo que él había escrito en un libro. Curioso, porque no se reconoció en la frase citada, la buscó página por página y, como no la encontró, acabó dictaminando la muerte del “autor”: el autor no existe, la obra es independiente de él. Saludos!

jorgesuarez37@yahoo.com dijo...

SALUDOS LEILA,YO CREO QUE ES MUY IMPORTANTE QUIEN HABLA O QUIEN LO DIC,PORQUE ENTONCES COMO LO PUEDO PERCIBIR E INTERPRETAR. DESDE VENEZUELA SALUDOS.

Odiseo en Puebla dijo...

Pones al borde del infarto cerebral a aquellos que quieren discrepar o coincidir contigo. Pero es cierto, tan cierto que ahora muchos piensan que una obra ya no le pertenece al autor en cuanto la da a luz, sino al público, quien se la apropia conforme refleja su mundo interior. Un espejo: a eso se sintetiza la creatividad. ¿Qué será lo que veremos en él?

George dijo...

no entiendo.... de qué hablas....

Federico Gauffin dijo...

¿Quién será tan condescendiente?

Anónimo dijo...

García Márquez dijo que no entendía un carajo cómo sus 100 años, los de Soledad, había tenido tanto éxito, ni mucho menos, por qué se hablaba tanto de ella cuando en realidad (sic) "El otoño del Patriarca" era su mejor novela.

cbrinaldi21 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cbrinaldi21 dijo...

Estoy cada vez más seguro de que, cuanto más nos comunicamos, menos nos entendemos. Una ventaja de la comunicación escrita es que conservas la ilusión de que tus interloctores te comprenden.

joselo dijo...

No es fácil saber quién se equivoca cuando alguien no oye lo que el otro dijo sino lo que cree que el otro quiso decir o debió haber dicho.
Un amigo mío, ex alcohólico, se reencontró con su ex esposa que había vuelto a casarse.
"Estás preciosa -le dijo-. Me enteré que te casaste con Fulano. Es muy buen tipo, es el hombre que vos te merecés, él te va a hacer feliz".
Y ella le contestó: "Pero no toma".
Es del tipo de réplica que daba Bretch cuando alguien le comentaba, "¡Qué bien estás!, ¡no has cambiado nada!
Se ponía colorado y se decía: "¡Qué verguenza!".
Pero andá a saber qué diría Bretch de tu cita y de la mía, si pudiese seguir cambiando por sí mismo, qué interpretaríamos nosotros de lo que dijese y qué interpretaremos mañana, cuando cambiemos.

Anny dijo...

No se si estoy clara en lo que tratas de plantear, sin embargo no quiero caer en la categoria de los que estan de acuerdo en lo que aseguran, tu dijistes y en verdad no lo dijistes. Y como no se realmente, el significado subliminal de tu planteamiento, me reservo mi comentario y seguire releyendo el mismo articulo, encontrando en cada leida un significado diferente. Gracias!!
Saludos,

Aimed dijo...

Opino igual que Anny. No sera que hasta herimos tus sentimientos juzgandote en tu entrada anterior con algunas tonterias que a veces escribimos como comentario? Despues de todo el lector es tan subjetivo que se equivoca pensando que lo que el entendio es lo que el otro quiso decir

En fin ... saludos ,,, tu sigue escribiendo..

He querido pedirte que nos hables de los chemtrails.. es real o es solo una leyenda urbana mas??

Saludos

agua en la fiebre dijo...

Pues yo no se si lo dices o no, pero estoy muy de acuerdo en que interpretamos todo desde un discurso interior del que muchas veces ni siquiera somos conscientes.
El texto me sugiere... ella está harta e intenta ponerle un poco de sal y pimienta a su hartura.
Saludos.

Lobo López dijo...

Muy buen post, me dejaste cavilando. Me gusta la idea de Odiseo de Puebla, es cierta.
Me ha pasado en varias ocasiones. La última; una canción, dije que la letra me gustaba, y rápidamente se le buscó por qué. Nadie me preguntó, se equivocaron suponiendo por dónde iba yo. Resulta que Mariela ni la conozco, es una suposición de dónde acabaré. Pero vieron lo que les interesó. Y seguro que el autor iba por otro lado distinto al mío.

Lobo López dijo...

Muy buena reflexión,me gusta y estoy de acuerdo con el comentario de Odiseo de Puebla. Pasa a menudo. A mí la última vez una canción que me identifico con la letra. Por lo visto buscaron su interpretación, no la mía, y se equivocaron. Mariela ni la conozco, ni tan siquiera sé si existe. Es mi posible futuro, un sueño. Pero es más, ni tan siquiera el autor iría por donde yo.

Patrycia dijo...

por fin la inteligencia por aqui!

te seguire!

beso

Ignacio dijo...

Escrito para ser comentado. Texto improbable en eras de más distancia entre autor y lector.

altavozegipto dijo...

Querida Leila, que no me conoce, estoy totalmente de acuerdo contigo y también con Brecht ..
Saludos de Egipto.

jmr dijo...

Eso que tan bien explicas, Leila, tiene un nombre: "ilusión de unanimidad". O "falacia del falso consenso", que no es lo mismo pero se parece.

Un saludo

Leila Macor dijo...

genial JMR, gracias, ahora tenemos nombre para este divague y todo. Saludos

Ana dijo...

Muy bueno tu blog, Leila. Me gusta encontrar este tipo de espacios donde la excelencia en la palabra está presente. Felicitaciones

Ana

Ana dijo...

Comunicación al mejor estilo "Telefono descompuesto", ¿no?. La comunicacion según sus reglas, sus sistemas debe llegar clara y sin ruidos, sinó no existe tal mensaje. Y si tanto el emisor como el receptor se niegan a este diálogo, entonces 2 más 2 es cinco.

Ana

Jose dijo...

Leila, pienso que nadie escribe para ser comprendido, cuando se escribe se sigue un impulso espiritual, casi mistico e irreprimible de decir aquello que nos inspira, exalta, agobia... y por ende exige su absolucion inmediata en la forma material de una obra literaria. Encontrar en este mundo a dos personas cuyos puntos de vista coincidan plenamente es tan probable como hallar dos granos de arena exactamente iguales en una playa. Tu misma afirmas en tu publicacion anterior que unos años atras escribias versos que hoy no puedes entender, ergo la incomprension existe incluso entre distintas edades y estados de animo de una misma persona ¿que podemos esperar entonces de dos individuos? Por tanto, agradezco cuando una persona asegura con toda sinceridad comprender lo que digo, lo agradezco por entender que se trata de un intento de acercamiento a mi mundo interior, una mano extendida, un acto de tolerancia, de bondad, de amistad, una de aquellas acciones en virtud de las cuales la sociedad humana pervive.

Tute dijo...

"... esa capacidad de que gente que no me entiende para nada esté de acuerdo conmigo en algo que no estoy diciendo"

Sutil. Muy divertido texto.

Beso.

Marcela dijo...

Bien por vos. Cuando leo entradas como ésta me digo _¡¡¡FIESTA!!!. Sí ,fiesta intelectual. Me apasiona participar de ellas.

Gissele dijo...

Lo escribes, lo dices, lo sueltas. Una vez que salió de tí no es tuyo. En el aire, se vuelve propiedad intelectual del resto y cada quien se siente con el derecho (o la obligación) de corregir, aumentar, quitar o (a temblar) juzgar y aún sentenciar. Creo que todo responde a la percepción, somos críticos contundentes de lo que escribimos hoy y al día siguiente, nos sabe a hierba sin condimento o a gloria.
¿Cuestión de parecer y expresión, o de escribir por laureles?, difícil esto último cuando lo escrito se ajusta al tiempo, al espacio, a toda la historia personal que marca un estilo y al estado emocional en que se vierte. Cuando muchos nos sentimos intelectuales por haber incorporado al gusto personal un poco de regla. No me preocupan las sumas. Recojo lo que me sirve y el resto lo guardo por si llega a servir. Después de todo, no sé si mañana el resultado seguirá siendo cinco o se convertirá en tres, como no sé si estas palabras tienen que ver con lo que quisiste expresar. He saboreado el post, me gusta tu estilo, me encanta tu blog: interesante, ameno, inteligente y ha convocado gente de la que puedo aprender, pasearé seguido por aquí.

Anónimo dijo...

Llevo un poco de tiempo escribiendo en un foro de política y he llegado a la misma conclusión que tú. Debatir con fanáticos tiene la misma utilidad que discutir con columnas de hormigón

horas y horas de viajar dijo...

"¡Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir!" ... ya lo decía Borges.

May Sanabria dijo...

Y para rematar: Estoy de acuerdo.

Mari! dijo...

Hablaron de Lacan y de Foucault.
Si bien estaban de acuerdo en este sentido, no es algo que ellos hayan inventado.

Si algo aprendí en el tiempo en que llevo estudiando letras, es que, por un lado, nada tiene que ver el autor con el narrador. Por otro lado, ningún texto es tal sin ser leído... Ni absoluto, ni certero.

Tiene tantas interpretaciones como de lectores disponga y me atrevo a citar a un querido profesor, que hablando del tema, me dijo sabias palabras...

"Un par de olas en el mar, que se unan a otras dos, forman una sola ola... Un par de amigos que coinciden con otros dos, forman un grupo de amigos.
Dos más dos es, simplemente, lo que quieras que sea."

No sé si 5, 1, o tal vez, nada. Simplemente lo que quieras que sea.

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic

Leila Macor dijo...

"offtopic" is not a problem when you're been nice. thanks.