´

27/3/09

La guerra de las semillas

Casi en el Polo Norte, enterrada en la nieve, los noruegos -que no son ningunos boludos- construyeron una bóveda e invitaron a la comunidad internacional a poner a salvo, allí, la flora de cada región. Es el mayor almacén de semillas del mundo y el más seguro. Fue ideado para salvar la biodiversidad del planeta en caso de que un desastre atómico, una catástrofe medioambiental, el impacto de un meteorito o las excesivas flatulencias de las vacas hagan desaparecer simientes de plantas muy apreciadas entre nosotros los humanos, como el trigo, el maíz, el café. En la foto, la Bóveda Global de Semillas de Svalbard luce como un monolito estrecho e impenetrable, extemporáneo en medio de toda esa nieve, incoherente entre tanta desolación. Y sólo es la entrada. Tras la puerta, un corredor subterráneo conduce hacia un depósito que puede albergar 2.000 millones de semillas en la profundidad del permafrost ártico, donde, pase lo que pase en el planeta, según esta gente siempre hará suficiente frío para garantizar que comeremos espaguetis y arepas por los siglos de los siglos.

No son ningunos boludos, decía. Los nórdicos sí que saben planificar a largo plazo. Ahora nos burlamos un poco de ellos porque los vemos como unos tipos ingenuotes y con tendencias suicidas, pero mírenlos bien: están sonriendo. Porque en caso de un desastre atómico o medioambiental, ¿qué demonios hago yo con toda esta información? Nada. Si un meteorito arrasa la faz de la Tierra y quedamos en pie, no sé, cien personas: ¿cómo voy a Noruega, siembro toda esa porquería y le devuelvo la vida a mi planeta? La gente con quien comparto esta preocupación me asegura que no me tocará a mí salvar la biodiversidad mundial, lo cual me tranquiliza enormemente. Pero digamos que sí le toca a un sueco, que como está más cerca tiene más posibilidades de llegar al búnker. El tipo se arrastrará por bosques, montañas y desiertos tras la quimera del nuevo tiempo -el almacén de semillas-, convencido de que en algún lugar del Polo Norte la vida está protegida y lista para volver a empezar. Nuestro personaje combatirá a los osos polares, que sólo para complicar las cosas no habrán tenido el altruismo de extinguirse por fin, llegará al monolito de Svalbard y abrirá la puerta. ¿Luego? ¿Encontrará instrucciones en sueco dentro de las bolsitas donde están guardadas las semillas? ¿Podemos confiar en este señor? ¿Hará crecer trigo en un medio hostil, con las temperaturas extremas, las explosiones volcánicas, los azotes de huracanes y las lluvias ácidas que habrá dejado el meteorito de regalo?

Pero evaluemos una posibilidad menos catastrófica: el desastre mata, digamos, a la mitad de la población y quedan unas tres o cuatro mil millones de personas en el mundo. Entonces todos pensarán con codicia en la estrecha puerta de la bóveda y en un dos por tres se desatará la guerra mundial definitiva, la última: la guerra de las semillas. ¿Quién gana? Los noruegos, por supuesto. Los que saben dónde está el almacén, cómo se abre y cómo se usa. Esos tipos ingenuotes y suicidas albergan la Salvación de la Flora Planetaria, esconden el Futuro De La Humanidad en su vientre, son el Arca de Noé, el Alimento de las Próximas Generaciones, el Último Recurso. Por eso, cuando veo a un noruego, lo respeto. Él tiene la llave. Yo no. Y sonríe, el desgraciado largoplacista.

28 comentarios:

CrisTin dijo...

Cuando me enteré de este deósitos de semillas pensé: "¿Cómo se van a distribuir las semillas allí preservadas? ¿Quién sabrá, después de un desastre mundial, llegar hasta ese depósito en medio del Polo Norte? En el caso de que algún sobreviviente llegue, ¿sabrá dónde, cuándo y cómo plantar las semillas y hacer la cosecha? No había pensado hasta que leí tu artículo que el primero que llegue será el dueño y los demás tendrán que pagar cara cada semillita. Por último, si solo quedarán las cucarachas después de un desastre mundial (eso leí una vez y me dio mucho asco), ¿no serán ellas las beneficiarias del depósito de semillas?

Anónimo dijo...

Qué lastima malgastar en un blog un tema tan bueno para un thriller de ciencia ficción que seguramente sería un best-seller. Igual me divertí mucho y lo disfruté, como siempre. Un beso y gracias por estar ahí puntualmente todos los viernes.

Raúl Cremades dijo...

Siempre consigues hacerme sonreír y reflexionar, cosa nada fácil de combinar. Enhorabuena por tu blog.

Odiseo en Puebla dijo...

Entonces, más que una solución, la bóveda sería una modernísima manzana de la discordia, por la cual no se pelearán dioses, sino meros mortales muertos de hambre. Los noruegos serían los amos del mundo: "si no pagan el tributo que corresponde, no les daremos sus porciones de semillas". mmm, tendremos que volvernos amigos de los noruegos.

¡Me encantó tu entrada! (Creo que no se nota mucho.)

Odiseo en Puebla dijo...

Se me olvidó decir que no conozco a noruego alguno. ¡Estoy condenado!

guillermo mischkinis dijo...

Una palabra recorre el ciberespacio, y la palabra es :

Envidia

en algun punto, envidio a quienes son capaces de pensar, y hacer algo - no importa qué - a largo plazo.

Insisto en este punto: es envidiable que se piense y se haga algo a largo plazo. Somos incapaces de hacerlo, y eso es un tanto penoso, no?

Anny dijo...

Para poder llegar al deposito de semillas, acà en America deben hacer un deposito blindado bajo tierra(igual al de las semillas)con una colección de autos, barcos, aviones de todos los modelos, uno de cada clase; por supuesto con combustible...(que no contamine...mucho pedir?)y con encendido automatico. Armados con estos medios de transporte, podremos llegar al deposito de las semillas noruegas...y librando una cruda batalla contra las cucarachas bionicas podremos apoderarnos de las semillas...y?
Gracias Leila por tus temas tan ingeniosos y graciosos, me he reido mucho con este, y me ha hecho imaginar mil formas absurdas de obtener las ponderadas semillas...buen ejercicio mental, si lo que nos atrae es la ciencia ficción...¨La Guerra de las Semillas I: La Batalla de los Vikingos y las Cucarachas¨.
Sin mas desvarios que comentar...Saludos desde Panamá.

Pos yo dijo...

Teorías alternas

Escenario 1':
el tipo que logró liar con el oso y sus amigos/familia llegan hambrientos al refugio para comerse el 80% de la biodiversidad mundial antes de que brote el primer frijol cultivado.

Escenario 2':
La "última guerra" la gana x pueblo, que al haber derrotado a los demás se destroza entre sí hasta que gana una sola facción, que se mata entre si... así hasta llegar al escenario 1'.

Saludos!

Aimed dijo...

Que les haga provecho las semillas eh ?

Yo me quedo aqui, y mas bien como por Veracruz mexico, aver si con el calentamiento global , precisamente que se agilizo con las bombas, escurra un poco de agua de alla de Noruega, y (como dicen que dizque sucedio la evolucion) tons de alguna forma llegara muchas semillas y podremos atraparlas sin tener que ir hasta alla, porque los de Europa y Asia en su afan de ser los primeros terminaran haciendo explotar la bobeda, ademas de ellos, al final, solo quedara una pareja viendo al infinito,etc,etc.

La Tilde Perdida dijo...

Bonita película de ciencia ficción has montado, al estilo Hollywood. Nunca se sabe lo que pueda pasar en un futuro. Hace unos años un profesor de la universidad nos decía que era probable que en un futuro no tan lejano nos matásemos por conseguir agua. Si los noruegos tienen esas semillas, habría que indagar qué bien preciado tenemos en otros países... Os invito a otra reflexión.

Anónimo dijo...

Leila, no sabes cuánto me has hecho reír con tu reflexión. Llevas toda la razón.

Daniela dijo...

jajajaj increíble post! Ojalá conociera a alguno de esos desgraciados nórdicos xD

La pelúa dijo...

él tiene la llave, yo tengo medio kilo de harinapan en mi nevera.

Leila Macor dijo...

jajaja, presentista!

LuKiA dijo...

jajajaja, toda una novela se ha montado. Anny, me agradó mucho tu comentario. Me han hecho reír muchísimo e imaginar varias posibilidades, entre ellas, ¿se imaginan que sobrevivieran personas que nunca se enteraron de que había tal depósito en el Polo Norte?

Leila Macor dijo...

Tienes razón, Lukia. Hay que esparcir La Palabra, entonces. Es nuestra misión en este siglo.

Odiseo en Puebla dijo...

Volvámonos discípulos y misioneros de La Palabra y La Semilla.

Franco dijo...

Menos mal que George W ya se fue, sino estaría invadiendo a los Noruegos aduciendo que guardan alguna arma de destrucción masiva, y al rato nadie les creería que sólo guardan unas semillitas.
Y de ahi en más, si nos cruzamos con un nordico, cruzamos la calle, le negamos un laburo, y ni te digo si se nos sienta al lado en el avión uno de esos tipejos. A los gritos pedimos cambio de vuelo.

JORGE SUAREZ dijo...

SALUDOS,LA VERDAD QUE MUY BUENO HACE UN TIEMPO EN LA PRENSA LEÍ SOBRE ESTO, PERO MUY ESCUETO,EL SER HUMANO TIENDE A LA DESTRUCCIÓN DEL PLANETA, EN LA ÉPOCA DEL CLIMAX DE LA GUERRA FRÍA, LOS GRINGOS Y SOVIÉTICOS (LOS AMOS)ANDABAN CON MALETINES PARA METERLE EL DEDO AL INTERRUPTOR DE LAS OJIVAS NUCLEARES PARA DESTRUIRSE Y A NOSOTROS TAMBIÉN, AHORA YA SE ESTÁ COCINANDO LA "GUERRA DEL AGUA" Y YA LE ESTÁN PONIÉNDO EL SATÉLITE (ANTES EL OJO)A LA GRAN SELVA DE GUAYANA Y LA AMAZONIA DONDE ESTÁ SEGÚN LA MAYOR CONCENTRACIÓN DE AGUA, SINO HAY TIERRA Y AGUA LOS NORUEGOS ¿DONDE SEMBRARAN EN EL HIELO?...VEREMOS... EL AJEDREZ COMIENZA........SALUDOS

jose vicent dijo...

Hola soy Vicent, te sigo y me gusta tu blog por mediación de la pagina del castellano.Mi enhorabuena y mis felicitaciones por tu trabajo.
Dejando a ún lado la comicidad y el buen humor, solo decir que este proyecto ya lleva bastantes años.Decir que por ejemplo la entrada al mismo no supone ninguna traba, por así decirlo está abierta la puerta, dispone de sistemas que lo mantienen y te facilitan el acceso.La cantidad de semillas y partes de plantas que se podrían utilizar en un futuro difícil y catrastófico es verdaderamente impresionante.
Por otra parte supongo que no seria muy dificil encontar y utilizar lo que el deposito guarda(conocemos donde se ubica), solo hay que pensar que le dimos utilidad a todos los productos vegetales que llegaron de America.
Hace quinientos años.
Un abrazo para todos desde MIRA, Castilla-la mancha.
Salud.CAPI

trucutu dijo...

hola, hace dos semanas estuve en Spitsbergen donde se ubica este almacenamiento. Esta situado cerca de aeropuerto donde cada dia llegan los aviones llenos de turistas (de hecho fui uno de ellos). Este lugar no es nada inaccesible y se puede llegar cerca de pozo caminando, entonces creo que mas sirve como patrimonio de la humanidad. saludos desde Polonia y perdón por mi espańol imperfecto

MERLIN dijo...

Leila tu pagina es muy amena e interesante. Te escribo en este comentario ya que por razones técnicas no puedo hacerlo a tu correo electrónico.

Felicidades por el trabajo que realizas

Anónimo dijo...

Hola: Leo este blog en Argentina y la pregunta que me hago es ¿Qué esperan que pase? ¿Cuál es la info que no manejamos? ¿Nos chocará un meteorito? ¿El Sol entrará en tormentas solares nunca registradas y no vamos a derretir?
En suma: ¿Qué info maneja esta gente y nosotros en ascuas?
Me preocupa muy poco lo que ocurra con los sobrevivientes... sobreviviente a qué? Esa es la gran incógnita
Armando

Carla dijo...

Delirante. Me encantó, te felicito!

Martín H dijo...

bueno, ahora con "La Gripe" deberíamos empezar a buscar la dirección de ese lugar en Noruega!

Roberto dijo...

Mi hijo dice, que las semillas de brocoli ya las pueden ir mandando al carajo!!!

Saludos

mundoantonio dijo...

Hola. Tenía entendido que la recopilación de esas semillas, era para protegerlas, porque se trata de semillas originales. Las semillas originales están en vías de desaparecer en virtud de la manipulación genética y el uso de esos trangénicos en los modernos cultivos. Saludos.

Yelitza - Venezuela. dijo...

Hola a todos, acabo de leer sus comentarios y lo unico que se me viene a la mente es que en caso de una destrucción del planeta por una guerra mundial o por algún fenómeno natural no debemos pensar en las semillas que al fin y al cabo representan el materialismo y en el único que debemos pensar es en Dios y La Virgen y darles gracias por haber sobrevivido a algún desastre, ya que las personas que sobrevivan Dios los sabrá dotar de sabiduría y les dará señales divinas de buscar como sobrevivir... Por último,pienso,por cuestiones de lógica, que en caso de que ocurra un desastre y acabe con una buena parte del planeta se destruirían todos los medios de comunicación que existen, también los sistemas de transporte, los negocios, los comercios, e inclusive el dinero, ya que Dios precisamente quiere acabar con todo el materialismo exstente en el mundo y los sobrevivientes tendrán la misión de comenzar un nuevo mundo basandose en salir adelante pero olvidando el pasado y comenzando una nueva vida con calidad humana, demostrando mutuo amor, siendo caritativos y eliminando el odío en nuestros corazones. Y adorando, glorificando, dando gracias a Dios por su bondad, y amando a Dios y nuestro Señor Jesus Cristo tanto como él nos ama a nosotros.