´

13/11/08

Los repelentes de adolescentes

¿Muere alguien de un huevazo? Desde el balcón de un cuarto o un quinto piso, por ejemplo, ¿puede matar un huevo? No se sabe. Ni vale la pena arriesgarse, si para espantar jóvenes borrachos que graznan cantos de tribuna en la vereda, se puede apelar a la blandura del tomate o a la líquida repugnancia inocua de la sangre de cerdo, por ejemplo. Nos lo enseñó Stephen King en “Carrie”: la sangre de cerdo será más difícil de dirigir (el huevo en cambio funciona como un proyectil), pero es un recurso dramático e indoloro por cuyo uso nadie irá preso.


Hice mi entrada triunfal en la amargura de la vida adulta la noche que llamé a la policía porque en la placita frente a mi edificio había un grupete de adolescentes cantando murgas con toda la potencia de sus inexpertas gargantas. El repertorio musical había decidido perdonarlo, pero no que fueran las cuatro de la mañana y que yo trabajara al día siguiente. Marqué el 911. Media hora después pude dormir. Adiós juventud, me dije.

En Europa están usando una solución eficaz para el problema de esta gente que necesita expresar su felicidad a viva voz: los repelentes de adolescentes. Son más violentos que los recursos caseros como huevos o sangre de cerdo, pero, con la misma perversidad tecnológica de una inyección letal que se inocula a un convicto cuidando que no sufra, no causan daño físico notorio. El perjuicio es, digamos, filosófico. Político, humanitario.

El “Mosquito” fue inventado por el galés Howard Stapleton (y se mereció un premio anti-Nobel por él, por cierto). Es un aparatito que emite un irritante ultrasonido que sólo puede ser captado por adolescentes: como los silbatos de los perros, a partir de cierta edad los adultos ya no podemos escuchar esa frecuencia. Basta colocar el “Mosquito” en la fachada de la casa, el edificio o el negocio y fuera jóvenes: huyen de ese ruido como las cucarachas de la luz.

Gracias al Mosquito, los treintones como yo no se deprimen por tener que llamar a la policía cuando hay jóvenes ruidosos y constatar tras ese acto la inexorabilidad del paso del tiempo. Pero aún así yo prefiero deprimirme, no dormir o lanzar las municiones podridas que encuentre en la heladera. Usar alta tecnología para hacerle un daño a un amplio sector de la población no trae buenos recuerdos; y tampoco augura nada bueno.


23 comentarios:

viovio dijo...

Cómo te entiendo! Este año me pasó lo mismo, me senti re mal, una buchona pero llamé a la policia por tener un ensayo de murga en la esquina de casa, a las 11 de la noche. Y era un jueves santo. Yo, que no soy creyente ni nada le dije al policia a modo de excusa: A Usted le parece? un jueves santo! no respetan nada! (cualquiera)

Me recibí de jubilada ese día.

Edith Brel dijo...

¿Dónde se puede conseguir el Mosquito? Jeje. Es una broma pero de todas maneras me tiento de comprarlo. A mi no me molestan adolescentes a las cuatro de la mañana pero sí tengo que lidiar con ellos en el liceo.
Me gusta mucho tu blog,
saludos,
Edith Brel.

Juan dijo...

No te preocupes...solo piensa que si ellos tuvieran un "aparatito" para molestar a los mayores no dudarían en usarlo solo para hacerse unas risas a tu costa.
En cuanto a despedirse de la juventud al darte cuenta que reaccionas ante sus murgas.... que mejor manera que dandole un buen portazo? :)
"Hala, adios. Ahí te quedas con tus granos, tus tonterias y con este regalito que te mando!"
Me gusta mucho tu blog.

AleMamá dijo...

No les harás daño, lo peor que puede pasar es que dejen de oir esa frecuencia antes que los demás de su edad.
Saludos, buen consejo nos das

Leila Macor dijo...

Jajaja, "jueves santo"?! Cualquiera, realmente. De vieja chota, te recibiste! Muy bueno.

Alvaro dijo...

Como siempre, un texto genial. Saludos desde Madrid.

Ireri dijo...

ireri jimenez de gdl-mexico.
Me gusta como escribes, ¿será una vida aburrida y tediosa sin esos encantadores sabrizantes de vida.
y creo es cierto eso de que .... ¡que pronto olvida el buey que fue becerro. y yo tengo dos en casa¡
jajaja. saludos

A-nah! dijo...

¡Genial! ¡quiero uno!

No sé cómo sean allá, pero acá los argenteenagers son una vaina seria... y si, en este momento somaticé como unas nuevas patas de gallo!!!!

Rose Usai dijo...

Holla Leila Macor,gostaría saber en la historia de la lengua española se puede afirmar que el castellano consiguió consolidarse frente a otros dialectos.Y Antonio de Nerija fue quien escribió la primera gramática de la lengua española,cuándo ella fue publicada,y el primer diccionaria,que fue escrito por Sebastián de Covarrubias,cuándo fue publicadp,justifica mi respuesta para trabajo.Gracias Rose
Brasil Ribeirão Preto SP

Leila Macor dijo...

Hola Rose. Te recomiendo que todas esas preguntas se las hagas al director de la página http://elcastellano.org/, a través del email ricardo@soca.com.br. Saludos y suerte con ese trabajo.

federico gauffin dijo...

MI vieja tenía un "Mosquito" para cuando nosotros adolescíamos. Se llamaba "Los 5 latinos", o "Pimpinela". Bastaba con poner uno de sus discos a todo volumen para que salgamos todos espantados!!

El sitio de Iris dijo...

Hola, Leila. Acabo de descubrir tu blog en Cubaperiodistas y me gustó tu sentido del humor. Creo que tratar de mantenerlo lo tenemos en común. Puedes ver El sitio de Iris (www.iriscuba.blogspot.com)

Albatros dijo...

no viene a cuento...pero tienes un nombre precioso y que me trae muy buenos recuerdos: Leila. Noche en árabe si no me equivoco.


Saludos

El sitio de Iris dijo...

Hola otra vez, Leila. Terminé de leer tus "post" y me gustaron mucho. Que comparta tu sentido del humor, y hasta me vea retratada en algunas líneas, no significa que haya logrado llevar eso a lo que escribo. ENHORABUENA para ti. Llégate por mi blog.

Clau dijo...

qué entretenido texto,
buena narrativa.

Armando dijo...

Bue... tampoco hay que hacer tanto drama de eso, que los jóvenes no dejan de ser jóvenes porque uno los corra una noche del jardín: total, se van a seguir siendo jóvenes a otro jardín y ya... si acaso uno envejece un poco más, pero eso es como la homeopatía: le damos más vida a la vida para sanar... o algo así... Saludos, Leila (fonéticamente, la canción que más me gusta de Eric Clapton, en su versión de más de siete minutos, claro)

Elena Bernadet dijo...

Hola Leila, gracias por tu respuesta! Tengo pensado algo asi con mis notas en Va y Ven. Avisame de tu libro, me gusta tu estilo. Un abrazo Elena

JOSE REMIGIO dijo...

PUES BUENO YO SOY UN ADOLESCENTE COMO ESOS Y ESPERO NO MERECER UN CASTIGO MAS TARDE, EN FIN ME GUSTO EL BLOG A VER CUANDO ESCRIBES ALGO ACERCA DE LA MADUREZ, POR QUE TENGO 18 Y CREO QUE NECESITO EMPEZAR A MADURAR.

luna dijo...

Hey! ayuda! ¿Dónde puedo conseguir el famoso mosquito? Tengo hijos adolescentes con cantidades infinitas de amigos que, por su puesto, gozan de la misma condición evolutiva... jajaj
Igual, a través de los años he aprendido a bancármelos estoicamente. No queda otra.
Besos para todos

Wanderlust dijo...

Estoy de acuerdo con vos y si bien es inocuo físicamente, no creo que lo sea colectivamente, como sociedad. me inquieta un poco que cada vez más tendamos a adherir a este tipo de soluciones fáciles y que van directo a lo manifiesto del problema.

Odiseo en Puebla dijo...

Yo no sé, pero creo que el que uno ya no se divierta como antes no quiere decir que ya no se sea joven. Con esto de la vida laboral, en donde a uno lo exprimen a más no poder, puede entenderse que se quiera con locura la paz, la quietud... o juntar fuerzas para actuar como "joven"... Creo que también soy amargado, y eso que no llego a la treintena.

Las 2Rubias y la Morena dijo...

Yo pienso que lo del aparatito ese que le han llamado "Mosquito" para que los jóvenes se vallan despavoridos del lugar me parece mal porque si los que tienen 30 años seguramente que harian lo mismo con que si molestamos a las personas que al día siguente tienes que trabajar lo sentimos con todo corazón y todos vosotros estais en toda la razón de decir que nosotros por la noche cuando hacemos lo que agamos os molesta pero no lo que no pueden hacer es que el tio ese invente un chismecito para que nosotros lo jóvenes como si fueramos unos perro salgamos despavoridos como si hubiera una guerra contra nosotros.
De Elsa.

Ntrl Usr dijo...

pues, también lo usan los teens para pasar desapercibidos, hay ringtones con frecuencias que solo escuchan ellos, por lo que lo usan para cuando les suena el celular a mitad de la clase, el profe ni cuenta se da! , lo digo porque soy profe y me lo hicieron, hay un sitio en internet donde se pueden bajar y de paso uno puede descubrir qué frecuencias puede escuchar y cuáles ya no! saludines!