´

7/11/08

Las siestas histéricas

Dormir. Soy adicta a dormir. Al acostarme, calculo cuántas horas de sueño tendré; si son pocas, duermo apurada, con la angustia de un futuro malestar. Si me esperan más de diez horas de sueño, me regodeo en las sábanas y me despierto de vez en cuando sólo para comprobar, con la satisfacción hedonista de un sultán en su harén, que aún queda mucho por disfrutar.

Me despierto a diario blasfemando y jurando por mil demonios que algún día dormiré dos días seguidos. Mientras me ducho en la mañana saco la cuenta de cuántas horas dormí y, de acuerdo al resultado, decido el humor que tendré. Y si paso un rato por casa entre una actividad y otra me acuesto diez o quince minutos, lo que puede totalizar tres o cuatro mini-siestas por día.


Por dormir esas miserables siestas vespertinas he hecho las peores cosas. Retrasar una cita con la mentira de que no encuentro las llaves de casa. Robarle media hora al trabajo argumentando un choque en la vía. Llegar tarde a un asado y perderme la primera tirada de chorizos. Gastar un montón de dinero en taxi para llegar rápido a casa y dormir un rato antes de volver a salir.

Me avinagran de envidia las personas que duermen cuatro o cinco horas y se despiertan frescas, salen a trotar a la Rambla y encima les quedan dos horas antes de ir a trabajar. Pero son peores quienes cuestionan mis histéricas siestas asegurando que ya tendrán tiempo de dormir “en la tumba”. Para ellos, dormir es una pequeña muerte cotidiana que les impide alcanzar grandes metas, o cuando menos leer, trabajar, estudiar o trotar; y por eso asumen el sueño como un trámite sanitario del que deben salir cuanto antes.

Ante los que se niegan el sueño, mi adicción a dormir luce como un resabio adolescente, un síntoma depresivo o una decidida incapacidad para triunfar en la vida. Porque admitámoslo: ningún emprendedor, ningún genio, ningún conquistador, pasó a la historia por dormir demasiado. En cambio yo siempre seré una buena para nada que estará durmiendo mientras ellos, los triunfadores trota-ramblas, vivirán el doble.

Mi cama y yo, sin embargo, sabemos que eso no nos importa demasiado porque el planeta ya está lleno de exitosos insomnes. Así que explíquenme: el mundo, ¿para qué me necesita? A mí déjenme dormir.

55 comentarios:

Tute dijo...

Sé que necesito ocho horas diarias para estar bien, para sentirme descansado. Y estoy todo el tiempo haciendo lo mismo que vos: calculando cuántas tendré en función de las ocupaciones que me esperan del otro lado de la noche.

el charo dijo...

Cada quien que vaya a su paso. Además, la miel no se hizo para la boca del asno.

Si es para ti un placer dormir —y para mí bien que lo es también—, pues que así sea.

Ahora te pregunto: ¿sueñas?

Graciela Ventimiglia dijo...

Mis dos horas de siesta son sagradas y todos los que me conocen (incluida mi familia) lo saben.
Y todos los días rindo honores a la DIOSA SIESTA.
Saludos

jimeneydas dijo...

Me vi retratado en tu escrito, Leila, sólo que a mí las cosas se me complican porque soy una lechuza, noctámbulo irredento que alcanza los momentos de sueño más profundo entre 7 y 9 de la mañana... horas en que normalmente ya estoy instalado en la rutina diaria...

Excelente blog, me encantó. Te mando saludos y felicitaciones desde el sur de México.
Aarón Arboleyda

Tikis dijo...

Yo siempre digo que como minimo necesito dormir 9 horas.
Pero soy gata, me encanta la noche, y soy feliz acostandome tarde, entonces viene el problema si tengo que madrugar para ir a trabajar.
Y como ya empiezo a padecer insomio, tambien soy de las que cuento cuantas horas me quedan para levantarme....
Me alegra saber que hay mas personas como yo, pensaba que era resultado del stresssssssss!!!!!!!

Anónimo dijo...

Amiga yo soy igual. Si duermo 30 minutos menos ando de pésimo humor todo el día y dele que dele con los bostezos. Pero te cuento un dato que quizás podría cambiar tu vida y que de hecho a mí me la cambió: te aseguro que si tienes un hijo nunca más volverás a sentir el placer de dormir con soltura. No sé por qué extraña razón las mujeres -porque a la mayoría de los hombres no les pasa-, se nos agudiza el oído junto con la maternidad, y te despiertas por todo de noche. Yo he llegado a sentir a mi hijo -hoy de tres años y medio-, incluso antes de que vomite... realmente atroz para una dormilona empedernida...pero se puede lidiar con ello. También te lo aseguro

tikis dijo...

Yo soy madre de dos, bueno el mayor ya 13 años, adolescente,.... (ese es otro tema), y la pequeña 7 años. El tema es que vivimos solos ya que el padre de las criaturas viaja durante toda la semana, y es verdad, me despierto a la mas minima alarma. ¿Instinto de maternidad? instinto de supervivencia? o instinto de mujer? aunque suene feminista, jajaja

Jorge Ojeda dijo...

Igual que cargar un celular con un cargador rápido o lento. Es decir, eres tipo cargador lento porque necesitas más horas de sueño de lo normal. Otros son tipo cargador rápido que no necesitan sino un par de horas para continuar sin problema alguno. y sin mal humor, o no?

Mariana dijo...

Como me gusta leerme en todos los comentarios !!
A las mamas les digo que eso del oido alerta, se pasa a medida que crecen ,mis hijos superaron los 20 y vuelta a dormir como un tronco !
Amo las siestitas cortas, las que duran 10 minutos en el sillon.
Y dormir en el colectivo? un placer de los dioses urbanos.
Chau me voy a dormir!

Gibris dijo...

Creo que nos parecemos mucho, al inicio de tu texto me visualicé en la regadera contando con mis deditos mojados, cuántas horas dormí anoche??

y luego para hacer ejercicios mentales, repaso todas las malditas noches el cálculo de cuántas horas dormiré, y sino llegan a su totalidad sé que al siguiente día...amaneceré con la huella amoratada del desvelo en mis ojos...ya que.

Anónimo dijo...

Dormir es simplemente Lo Maximo! No entiendo al que duerme 5 horas y trota la rambla o el parque del este entero al dia siguiente. Yo sencillamente no puedo! No poder conciliar sueño significa tortura, Dormir es simplemente un placer en el que la almohada y las sabanas te abrazan! y para colmo te ves posada en una rico colchon y si de paso Sueñas bonito llegas al paraiso!

sinkuenta dijo...

Leila, yo también he sido muy dormilona... ¡tanto! que cuando me levanto temprano por obligación lo hago convenciéndome de que a mediodía, después de comer, me podré echar una siesta reparadora. Últimamente he notado que duermo menos...¡será la edad! y me gusta esta nueva sensación. Siempre he asociado mi necesidad de sueño a una especie de depresión encubierta, un subterfugio para escapar de una realidad que igual no me gustaba demasiado... Que tengas felices sueños, sin culpabilidades!!! Un saludo

fishbone dijo...

Que maravilla!!! he descubierto tu blog y me hangustado mucho tus reflexiones; y esta del dormir es una maravilla, ahora entiendo mucho a mi esposa que también hace del dormir todo un culto. Te felicito y te mando un abrazo.

Orrego dijo...

"Me despierto a diario blasfemando y jurando por mil demonios que algún día dormiré dos días seguidos" eso me suena familiar. Me lo gocé todo.

Anónimo dijo...

Tu entrada de hoy fue muy i'm only sleeping de los Beatles. Yo realmente amo dormir, y lo considero un placer más como degustar un platillo o tomar un buen vino. No creo que para nada sea un desperdicio de tiempo invertir en el descanso! Saludos

[H] dijo...

Yo por ejemplo no duermo, soy un caso de estudio para la ciencia, es en serio no duermo, por mas que lo intento es imposible, he estado mas de cinco dias sin parar, asi como si nada, me siento pasa la noche, el dia, la tarde y nada ... asi hasta que el cuerpo cede ... eso si duermo con los ojos abiertos ... en este pais nunca se sabe.

Ricardo Guadalupe dijo...

La diferencia, como con todo, está en dormir por necesidad o por placer, como conducir para ir a trabajar o para viajar o como fumar antes de subir al autobús o después de hacer el amor. Yo disfruto especialmente dormir a deshoras y sin despertador, tanto en verano mientras echan el Tour de Francia por la tele como en invierno arropado por manta, forro polar y colcha. Y si llueve afuera ya es lo más de lo más!!
Besos,
Ricardo

kokepato dijo...

Deduzco que los viernes duermes un poco menos, dado que cada una de tus publicaciones las haces los viernes.

En fin, leerte fue casi tan placentero como dormir; aunque reconozco que duermo cuando puedo, que mi cama lleva casi dos semanas sin estirarla siquiera, que necesito cambiar las sábanas éste fin de semana, que debo también lavarlas el mismo sábado, que tengo que aprovechar el sol veraniego de Santiago de Chile, que tengo mucho sueño por anoche dormí solo 4 horas, y que la sencillez de tus escritos cautiva.

Un abrazo desde Chilito.

Kyra dijo...

Llegue a pensar que solo era yo la unica que odiaba en silencio a aquellos que duermen poco y andan muy frescos... yo necesito mas de 5 horas para sentir que descanso. Me encantan las siestas y tengo una facilidad increible para quedarme dormida. No se lo que es insomnio :)

Me encanto tu blog, es genial!

Irving dijo...

Ya ni recuerdo por qué terminé metido en tu blog, pero está bien así, no importa, lo gocé, creo que te puedes convertir en una adicción.

Leila Macor dijo...

"Más de 5 horas", Kira? Yo no puedo sobrevivir con menos de 8! Me pican los ojos, me arde la lengua (no me preguntes por qué), tengo la garganta reseca, la mente entumecida y las piernas cansadas si duermo menos de 8 horas. Si puedes con 6, lo siento pero eres de las que duermen poco, estás en el otro bando... igual que H, un tipo que se atreve a decir que no duerme, con esa escandalosa ligereza y hasta exagerando. Es de los que triunfarán. Creo que Jorge tiene razón, la batería de uno necesita más tiempo de recarga... Vinimos defectuosos. Besos

viovio dijo...

Me muero de risa
Me encantó este blog y que bien escribís, de las buenas! una suerte haberte encontrado
un saludo desde Villa Elisa, BsAs

joselo dijo...

Cuando era joven blanqueaba de a dos o tres noches y después dormía un día entero. Ahora cuando blanqueo una noche quedo agotado. Lo que sigo manteniendo es la capacidad de dormir hasta cualquier hora. Si no tengo que levantarme, sigo hasta estar completamente descansado, por lo general nueve o diez horas, pero en horarios irregulares, me voy durmiendo cada noche más tarde hasta que salteo una y al día siguiente caigo planchado al atardecer y recomienza el ciclo. Pero a veces se cruza alguna que otra compulsión a escribir, que todavía me ocurren y me transformo en un zombi perdiendo la noción del tiempo hasta acabar lo que empecé. Después, eso sí, me duermo todo, doce o catorce horas.
¡Qué capacidad que tenés para hacernos escribir en acuerdo contigo! No sé si es por sentido común o descomunal.

Anónimo dijo...

Me gusto tu forma ligera de escribir, lo disfrute.
La verdad soy de los que duermen de regular a poco, 6 a 7 horas son suficientes, sera la edad, y las preocupaciones si tengo pendientes en el trabajo, las 4 o 5 AM ya estoy de pie.
Los sabados la cama me expulsa a mas tardar a las 8:00 AM con un dolor de espalda producto de estar acostado tanto tiempo ( y no por tener un colchon de mala consistencia)
En fin lidiare con ello el resto de mis dias, creo.

Minerva Ocio dijo...

Me encantó tu texto, me encanta esa forma de reirte de ti y de los demas. Hay una cierta ironia en tus palabras. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Tambien me da mucho gusto haber encontrado este blog y que menciones la rambla y esas cosas De Montevideo. Soy de México pero estuve alla por un buen tiempo.

Creo que tienes un lector más.
saludos.

Anónimo dijo...

¿Por qué "pre-angustia"? Muy feo e innecesario. Además la angustia la tienes en ese mismo momento.
Dejémoslo en "angustia".

Berta-Isabel Cuadrado Alvarez dijo...

Yo creo que el dormir es una necesidad que se acomoda a las necesidades de cada individuo.

Mi hijo puede dormir muchas horas, pero yo no.


Yo soy de las que ponen el reloj, por ponerlo, porque siempre me despierto 5 minutos antes de que suene.

Cada vez el dormir tiene menos importancia para mí. Eso sí...no me siento cansada. Puedo acostarme a cualquier hora del día o de la noche y dormir plácidamente hasta que me despierto bien descansada. Unos días duermo 4 horas y otro 7 u 8. No tengo tiempo fijo.

Si duermo la siesta lo hago antes de comer. Con 15 0 20 minutos tengo suficiente porque ni el hígado ni el estómago están trabajando

Tener horario de trabajo flexible me da esa ventaja.

Me encantó tu reflexisión sobre el dormir. Escribes de forma muy amena que incita a leer hasta el final.

¡Enhorabuena!

Te he puesto un link en uno de mis blogs.

Besos.

Berta

Leila Macor dijo...

Sabes qué: tienes razón. ¿Por qué "pre"? La angustia está ahí, en ese momento. Gracias.

Lori e Elisandra dijo...

Felicitaciones por el blog, esta muy bello. Cuando yo tener más tiempo vuelvo para leyerlo y escribir mis opiniones.....besos....Elis

La Cueva de la Vieja dijo...

Me apunto a dormir y redormir y a revolcarme entre las sábanas, Mi vida no va en ello pero sí una parte de ella me dice que seré más feliz.
Creo que algún día recuperarélas oras que se maarcharon en vela.

La Cueva de la Vieja dijo...

Entre mis legañas somnolientas ha aparecido una "H" que se había dormido en las "oras".

Maniático del vídeo dijo...

Llegué a este blog desde un e-mail de la página del idioma español. ¡Qué agradable sorpresa! Humor fino y sensato, que diferencia de los que a diario sufrimos en la Internet.

Darius dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Darius dijo...

Tengo este gran problema que sino voy a la cama a las 11:00 como de costumbre, pues dificil me resultaría conciliar el sueño y me paso de una a dos horas contando ovejas....hasta que finalmente Zzzzzzzzzzzzzzzz!

Y lo peor de todo, es que al día siguiente me levanto cansado y malhumorado ;(

Otra cosa, es que no puedo tomar ciestas ya que eso afectaría mi horario de dormir en la noche. Una vez lo hice, y ya en la noche tomé unas *pastillas para poder dormir, al día siguiente aún seguía con *sueño hasta la hora del almuerzo...Fue horrible!!

*Aquellas pastillas aparentemente tenían un efecto fuerte del cual era totalmente ignorante...No más de ellas!jejeje!!

Virginia Teruel dijo...

Yo también he llegado aquí por un mensaje de El Idioma Español.

Le he echado un ojo al blog y me gusta como escribes; te enlazo al mío.

Virginia Teruel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Aragon-Rivas dijo...

Soy cirujano y nunca vi el dormir desde otro ángulo que el mío. Me costaría dormir más de lo que duermo, 4 a 6 horas diarias, o me daría un espantoso cargo de conciencia. Escribes bien, buena sintaxis y frases coherentes e hiladas por lo que me imagino que aprovechás el tiempo en vigilia. Me impresiona lo mucho que dormís pero seguilo disfrutando como yo disfruto mi tiempo despierto. Saludos.

Jaime Morales dijo...

Me identifico completamente contigo, para mi dormir es un placer del que casi nunca obtengo suficienta

A-nah! dijo...

Jajajajajaja...

También cuento las horas que dormí y el número nunca es satisfactorio. Esta semana de hecho pasé por una crisis de insomnio y fui sencillamente miserable.

Un consejo, como los del horóscopo: Para dormir dos días seguidos: Stilnox.

u_u

selo dijo...

Me sentí muy identificado contigo leila y poco comprendido por muchos que me rodean.
Brillante tu nota, realmente brillante. A veces entro en tu blog y debo decirte que sos genial.

BR dijo...

al fin alguien que piensa exactamente lo mismo que yo respecto al sueño...creeme sufro la misma adicción..y soy tan feliz de aceptarlo...soy de México y pienso y hago exactamente las mismas cosas que tu...unicamente que por mi horario laboral no puedo darme mis dormiditas en el día, pero de vez en cuando voy a baño jajaja cierro los ojos y descanso unos 15 minutos de la vida cotidiana...puedo dormir en el día, despertar como bebe a comer, volver a dormir, despertar para la cena, y dormir toda la noche sin problema...al igual que tu me da tanta satisfacción ver que son las 2:30 am y aun me quedan muchas horas por disfrutar..incluso a veces cuando me levanto al baño por la noche no me molesto en abrir los ojos ni prender las luces..claro! no valla a ser que se me valla el sueño :)
Siempre he sido asi, ahora de embarazada al doble, pero ya sabes el marido me limita...pero basta con comprarle un juego nuevo para su computadora, para que me deje dormir a pierna suelta todo el fin de semana :)
P.D. También pago taxi con tal de dormir 20min. más...

José Victor Castro Gallardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
luna dijo...

Hola, permiso...
A partir de que leí este post y sus respectivos comments les aseguro que NO VOY A SENTIR MAS CULPA POR DORMIR LA SIESTA!!!! jajajajaj.
Soy noctámbula, por mi trabajo debo madrugar y solo amanezco de buen humor cuando sé que ese día podré regodearme con una buena siesta... hmmmm... sabrosa!
Besos de luna para todos

Wanderlust dijo...

Siento vergüenza, más que por las horas que efectivamente paso durmiendo, por el hecho de andar siempre cansada y con ganas de dormir. Además, duerma lo que duerma, tengo q soportar diariamente los comentarios sobre mi cara de sueño al llegar al trabajo. Evidentemente alguien así no tiene perfil de genio. Me quedo con esa idea, me relajo y trato de disfrutar la naturaleza q me ha tocado en suerte!

Lilith dijo...

me encantó tu texto. Yo particularmente envidio a mis gatas. Me voy y están durmiendo. Regreso y ellas siguen ahí, me miran bostezan y se estiran, lamentándose por tener que cambiar de posición.

Las 2Rubias y la Morena dijo...

Me a gustado mucho este texto, porque trata de lo que mas me gusta que es dormir(aparte de otras cosas..)Pero para mi que esta mujer lo que tiene es amor por la cama porque vamos no sale de ella ni para mear..Pero bueno a estado bien.


De Olga

Las 2Rubias y la Morena dijo...

Me a gustado mucho este texto, porque trata de lo que mas me gusta que es dormir(aparte de otras cosas..)Pero para mi que esta mujer lo que tiene es amor por la cama porque vamos no sale de ella ni para mear..Pero bueno a estado bien.

Anónimo dijo...

Muy bueno el comentario.
Yo también soy una dormilona empedernida..jajaj

Elizabeth Rdz. dijo...

Pues a mi me pasa que si tengo algo pendiente para el día siguiente, no puedo dormir mucho, pero me siento con energía por la mañana, sin embargo, si no tengo ocupaciones podría estarme en cama hasta las tres de la tarde sin remordimiento alguno.
Pero vamos, ¿quien no adora dormir y con algo de suerte soñar?

Urko Martínez dijo...

yo beo que es necesario dormir porque si no doermes no puedes hacer casi nada al día siguiente y te encuentras mal.
pero si duermes te encuentras bien y haces las cosas agusto.

Urko Martínez dijo...

yo beo que es necesario dormir porque si no doermes no puedes hacer casi nada al día siguiente y te encuentras mal.
pero si duermes te encuentras bien y haces las cosas agusto.

martina dijo...

En la película Mistery Train, de Jim Jarmush, una escena me hizo sentir terriblemente identificada, como ahora tu post, y sacarme de una vez por todas la madita culpa de vivir la mitad con respecto a quienes doblo en horas de sueño.

Reproduzco la escena según me dicta la memoria (tergiversadora):

Él: (que es hosco, huraño y japonés)Dale, despertate.

Ella: (que es más atolondrada, también japonesa, y se retuerce enla cama) Esperáa... mmh... un rato más. Me Encanta dormir... me encanta soñar... es mi hobby preferido...

Él: Dale, despertate. Dormís demasiado. Pasás la mitad de tu vida durmiendo.

Ella: (con los ojos cerrados todavía) Sí, pero cuando me muera, ya nunca más podré dormir.

----------------------------------

Voilá! Besos..

Anónimo dijo...

Hola Leila. Coincido con todos los comentarios positivos y estimulantes a tu forma de escribir. Tambien entiendo a todos los dormilones empedernidos, porque fui uno de ellos pero no me molesta mi poco dormir, que es mi realidad cotidiana de unos años para acá, 4 a 6 horas de sueño son suficientes, sin mal genio ni ojeras. ¿Antes? 9 a 11 horas, seguidas hasta las 5 o 6 am porque siempre de los siempre madrugué espantosamente, quedandome dormida invariablemente hacia las 11 de la mañana o la 1 p.m. La maternidad tuvo mucho que ver con el cambio...y la edad tambien. Total que, duermo poco, soy feliz, dormí mucho, me gané fama de dormilona, poco me importó, hoy menos, tambien fui feliz!
Naturalmente.

Ana- de Buenos Aires dijo...

GENIA!!! por fin alguien que "endiosa" el sueño como yo.

betti dijo...

Me pasa lo mismo, yo duermo en todos los recreos del liceo, q son cada 40 minutos.
No hay nada mas lindo.